Los productos sanitarios para bebés se pueden encontrar en una gran cantidad de lugares. Sin ir más lejos, las propias farmacias cuentan con diferentes estantes o zonas del establecimiento dedicados exclusivamente para esta clase de productos.

Sin embargo, la pregunta que nos surge es: ¿tienen algo diferente al resto? Es decir, ¿realmente la composición, los métodos para elaborarlos o incluso la legislación que lo regula es diferente al del resto de productos sanitarios?

Desde Índico queremos comprobar el peso que puede llegar a tener un producto sanitario para bebés dentro del proceso de producción y los diferentes factores que debemos tener en cuenta a la hora de decantarnos por uno. Por tanto, ¡no te vayas que empezamos!

¿Por qué son importantes los productos sanitarios para bebés?

Los bebés y los recién nacidos posiblemente sean uno de los grupos más vulnerables que podemos llegar a encontrar. En concreto, el cuidado del bebé puede abarcar multitud de facetas, como la alimentaria, la higiénica e incluso la terapéutica.

Por tanto, debemos de ser conscientes de todos los factores que pueden influir a la hora de comprar un producto para ingerir o simplemente un producto cuya finalidad es mantener su higiene.

El farmacéutico

Para poder conseguir estar al tanto de todo esto, el papel del farmacéutico es fundamental. Es decir, no vayamos a malinterpretar las cosas, el crecimiento de un bebé va a estar marcado por el cuidado y el cariño de sus padres. Sin embargo, la labor del farmacéutico es fundamental a la hora de cubrir ciertos imprevistos en los que los propios padres no tengan los conocimientos necesarios para actuar.

Nutrición

Si nos centramos en la nutrición, lo primero que va a ingerir el bebe durante los primeros 6 meses de vida, será la propia leche materna de su madre. La razón es muy simple, además de permitir que crezca de forma óptima, le proporciona los nutrientes necesarios como para poder combatir con posibles infecciones o problemas derivados.

Sin embargo, hay ocasiones donde resulta totalmente complicado esto por lo que la mejor opción que podemos encontrar no es otra que la de los alimentos sustitutivos de lactancia. Están compuestos por nutrientes similares a los que podemos encontrar en la leche materna y, aunque no es lo mismo, puede ayudar a suplir el producto natural.

Fórmulas infantiles

Estos productos de los que hablamos anteriormente están destinados en su totalidad a aquellos bebés que, por una razón u otra, no son capaces de llegar a los requerimientos necesarios.

Tipos de fórmulas

Cada persona es un mundo y puede tener necesidades muy específicas. Es decir, puede darse el caso de que una persona sea alérgica a un material concreto o a cierto nutriente, mientras que otra no. Por ello, podemos encontrar los siguientes productos:

  • Aquellos que se elaboran a partir de la soja.
  • Los que no contienen lactosa.
  • Con fórmulas hipoalergénicas.

Por tanto, para poder conseguir solventar este problema, una de las posibilidades que podemos encontrar son las leches infantiles, las cuales cuentan con todos los nutrientes necesarios para convertirse en una alternativa saludable: hierro, vitaminas y ácidos grasos esenciales.

En función de la edad que tenga el bebé, se irán consumiendo diferentes productos, En cualquier caso, desde Índico sabemos que puede llegar a ser un tanto complejo todo esto y más en el caso de padres primerizos, por tanto espero que el artículo haya sido útil para conocer algunos productos sanitarios para bebés.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar