Aunque no lo creas, la robótica sanitaria es una forma de trabajo que ya lleva bastantes años implantada. Es más, fue en la década de los 80 cuando se comenzó a utilizar este tipo de aparatos para realizar actividades sanitarias, en concreto, mediante tecnologías de brazo robótico.

Obviamente con el paso de los años se ha conseguido mejorar esta clase de funciones y a día de hoy son muchas las funciones que se pueden delegar en esta clase de aparatos. Tal es así, que además de en la propia sala de operaciones, también podemos encontrar robots dentro de la faceta clínica o de investigación. De esta manera, se puede proporcionar un servicio más personalizado a cada paciente.

¿Qué es la robótica sanitaria?

A la hora de definir la robótica sanitaria, podemos denominarla como el conjunto de aparatos cuyo objetivo o fin no es otro que el de realizar diferentes trabajos mecánicos dentro del campo de la medicina.

Aunque sí que es cierto como hemos dicho anteriormente, que podemos enfocar el trabajo de esta clase de máquinas en investigación. Es decir, en la búsqueda de soluciones o en la automatización de ciertas tareas, de tal forma que los propios investigadores o científicos puedan desentenderse.

¿Cuáles son los principales beneficios de esta clase de tecnología?

Puede llegar a resultar un tanto complejo conseguir esta clase de ayuda, sin embargo, una vez se consigue podemos disfrutar de una gran cantidad de beneficios basados en la automatización. Destacan:

Cuidado de calidad

A la hora de atender a pacientes que se encuentren ingresados, el papel de los robots es crucial para hacerlo más sencillo todo. Ten en cuenta que permiten realizar una monitorización totalmente personalizada al paciente y además, una vez se especifica el tratamiento que deben seguir, estos pueden realizar terapias inteligente e incluso asistencia social para aquellos paciente de avanzada edad.

Simplificación del trabajo

En cuanto a la realización de tareas, hay muchas que no suponen una gran complejidad pero que sí que pueden llegar a quitar mucho tiempo a los trabajadores. Por tanto, con el uso de esta clase de máquinas, tareas como el inventario o realizar pedidos cada cierto tiempo, pueden quedar delegadas con total seguridad.

Otra tarea que se les suele dar es la de la limpieza. Recordemos que un hospital es una zona en la que deben convivir muchas personas con patologías muy diferentes. Por ello, es necesario mantener un nivel de higiene elevado que nos garantice el bienestar y la recuperación de los pacientes.

Seguridad

Por último, pese a que no tiene que ver con ningún proceso médico, se pueden utilizar estas máquinas a la hora de realizar labores logísticas dentro del hospital. Ten en cuenta, que existen muchos aparatos o suministros que se acaban rápidamente y hay que reemplazar. Por tanto, contar con máquinas que nos ayuden a transportarlo de forma segura puede facilitar considerablemente el trabajo de estos profesionales.

Y no solo objetos o suministros, porque los robots sociales que mencionamos anteriormente, también pueden ayudar a la hora de levantar a los paciente o mover las camas. Lo que puede ser de gran ayuda a la hora de proporcionar cuidados a los pacientes.

¿Cómo han evolucionado con el paso del tiempo?

Esta clase de máquinas se han utilizado desde hace bastantes años. Para que te hagas una idea, si echamos la vista atrás unos 25 años, ya podíamos observar algunos trabajos automatizados mediante robots.

Por ejemplo, una de las primeras intervenciones que tuvieron estos robots fue en el marco de la resección transuteral de próstata. En la cual, tuvieron un gran éxito.

Sin embargo, el mundo se encuentra en una continua evolución y el sector de la robótica no iba a ser menos, teniendo en cuenta la gran labor que realiza y el éxito que tuvo desde un principio. Concretamente gracias al desarrollo de procesadores y memorias de datos, se ha podido progresar mucho dentro de este sector, hasta llegar a abarcar actividades relacionadas con los huesos, sistema nervioso, etc.

Ventajas que nos ofrecen la robótica

  • Permite mantener un flujo de trabajo constante.
  • Posibilita que el trabajador no tenga que estar pendiente de muchos procesos y por consiguiente, gana en tranquilidad.
  • Posibilita que los profesionales tengan un mayor control sobre el estado del paciente.
  • Facilidad a la hora de tratar a los pacientes.

Sin duda, son muchas las funciones que se le pueden proporcionar a esta clase máquinas, pues se sabe con certeza que la robótica sanitaria funciona a la perfección.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar